domingo, 6 de noviembre de 2011

Decadente True Blood


Puff!! hace mil que no comentaba nada, el tiempo se me ha ido muy rápido! Por ello pido disculpas, pero estoy de erasmus y el comienzo ha sido frenético, por lo que apenas he tenido tiempo de conectarme, seguir series regularmente y demás... Espero que eso cambie un poco a partir de ahora.

He estado viendo en los últimos días la última temporada de True Blood, la tercera me dejo con curiosidad y aunque ya empezaba a decaer un poco, no pensé que fuera a llegar a estos extremos. La serie a perdido la seriedad y el ritmo con que se inició, para dar paso a una serie adolescente, llena de sin sentidos, en la que los guionistas no dan más de sí. Ha llegado el punto en el que lo absurdo se mezcla con lo ridículo, esta no es la serie que yo empecé a ver tiempo atrás. Bill, el gran Bill, ahora es una sombra de lo que fue, alguien secundario, con una personalidad y un rol que no tiene nada que ver con "nuestro Bill"... ¿Y qué decir de Eric? El vampiro más poderoso y antiguo es ahora un ""tonto", un "niño" sin personalidad. Lo que de verdad le hacía interesante era esa mezcla de crueldad con atisbos de moralidad, esa lucha constante que mantenía en su interior. Su única frase es ahora "i love you"(si, vivir para ver). De Sookie no hay nada que decir, la misma niña boba adolescente que hace cosas absurdas todo el tiempo (no diré nada, no quiero crear spoiler, pero seguro que no es fácil de adivinar para quien ya lo haya visto) ¿Por qué han creado una serie nueva con las mismas caras y los mismos nombres? Todo ahora es magia infantil, personajes vacíos, y una trama que no creo que llegue a ninguna parte. Hasta Jessica, mi personaje favorito, se ha convertido en una prostituta de medio pelo...

Creo que con esto dejo claro mi total indignación, ha llegado el punto al que llegan la mayoría de las series... su decadencia total y absoluta y ha llegado el tiempo de poner punto y final a una serie que pudo ser grande, pero todo acabó para ella.

jueves, 28 de julio de 2011

Misfits, inadaptados sociales.

Hace un par de días un conocido me recomendó una serie, y yo, que ahora estoy sin nada que ver, pues me puse a ello inmediatamente. El resultado, dos días enganchado a Misfits (dos días porque ya la he terminado). Pongámonos manos a la obra con este post para hablar un poco de ella y ver si consigo despertar el gusanillo en alguien, como fue despertado en mi.


Superpoderes, un grupo de chicos, situaciones raras, una tormenta... dicho así parece una copia barata de heroes, smallville y alguna otra serie americana, pero no, pronto nos damos cuenta de que en Misfits las cosas no siguen los tópicos y clichés usados en USA. Y quizás sea este el motivo de su creciente éxito. Y es que ya tenemos asegurada una tercera temporada, debido a que la segunda dobló en audiencia a la primera, un crecimiento muy fuerte, que quizás vino avalado por las buenas críticas que recibió y sigue recibiendo la producción. Sin ir más lejos en 2010 recibió el Bafta al "Mejor Drama".

¿Qué es eso que atrae y que rompe con las grandes producciones americanas?
  1. Los protagonistas son un grupo de inadaptados sociales que realizan trabajos comunitarios como castigo a sus delitos juveniles.
  2. No destacan por sus increíbles físicos, por sus desnudos y sus cuerpos esculturales. Lo hacen por su evolución, por su personalidad y por sus grandes diálogos que se marcan (esto gracias a los guionistas, claro está).
  3. No hay buenos ni malos, o si los hay, pero se confunden, y como en la vida misma, muere gente de un bando y de otro.
  4. Temporadas cortas, que saben que contar, van al grano y no divagan y estropean lo que en un principio parecía magistral.
  5. Nathan, el "protagonista" o "antiprotagonista", un tipo peculiar, al que odias y quieres en un mismo capítulo y que hasta en las situaciones más tensas te hace soltar una sonora carcajada. Obsceno, gracioso, salido, raro, muy raro... son algunos de los adjetivos que caracterizan al gran Nathan. El gran error que van a cometer  (y puede que no sea culpa de ellos) y que lamentaremos los espectadores y lamentarán los productores, es la marcha de este gran actor y personaje de la serie, interpretado por Robert Sheehan que recibió una nominación al Bafta como Mejor Actor de reparto. 
  6. El resto del reparto tambien es muy acertado y logrado, sobre todo el personaje de Kelly ( Lauren Socha, también nominada en la categoria de Robert) con una personalidad fuerte, una líder en la sombra. Se completa con Simon, Curtis y Alisha.

Como resumen y cierre, pues eso, una serie corta, diferente y que hará las delicias de muchos de vosotros. Los 13 capítulos de 45 minutos de duración se os harán increíblemente cortos. Eso si, disfrutad de ella en VO. Un saludo.

sábado, 16 de julio de 2011

Adiós perfecto a toda una generación



Y llegó el ansiado y temido momento, uno de los finales más emocionantes que el cine y los seguidores del mago más famoso de todos los tiempos ansiaban y temían a parte iguales. No hay que olvidar que otras de las películas, como La orden del Fenix o el Misterio del Principe, han estado llenas de polémica por no ser fieles al libro, es decir, no han gustado en exceso. De ahí el miedo al cierre. Pero tras llegar del cine el día de su estreno, tras salir de la sala, el miedo desapareció: la película no defrauda, es el cierre apoteósico que merecíamos, que merecían los libros, los personajes, incluso los propios actores. De la mano de David Yates, director de las 4 últimas entregas, hemos vivido momentos buenos y otros no tanto. Sin embargo, en la primera parte de esta última entrega, ya se presagiaba que la última historia del mago iba a ser buena, fiel y digna. Así fue. Por fin el director parece que supo pronunciar las palabras mágicas y el hechizo le iluminó. "Lumus".



Las escenas de batalla se combinan a la perfección con los momentos más tranquilos, explicativos, de calma que precede a una tempestad. Si bien a mi me supo a poco la batalla de Bellatrix con Molly Weasly, y la batalla que desencadena la furia de la matriarca de la familia de pelirrojos más famosa (ya sabeis, no quiero desvelar nada, pero me decepcionó no ver el fatídico momento). Fue una de las escenas del libro más intensas para mi, y esperaba algo más grandioso, hechizos sobrecogedores y resistencia extrema. No pudo ser, si bien se salvó decentemente, y la alegria de ver que se hace justicia, me quitó todas las penas. También el doblaje deje un poco de desear, tengo que verla en VO para captar toda su esencia y entonces si será perfecta. Estoy muy quisquilloso yo últimamente con este tema.

Con esta película se cierra un ciclo, se dice adiós a una etapa de más de diez años con la que hemos crecido, una época larga que nos ha visto cambiar, evolucionar, madurar pero a pesar de todo ello, hemos seguido siendo fieles a algo: a la magia de Hogwarts. Hemos crecido junto a los magos, hemos vivido con ellos y ésta ha sido una de las claves del éxito. También hay que decir que las aventuras del gran mago no solo han ilusionado a los pequeños y medianos. Ha sido una etapa en la que el mundo de los adultos, de los padres y madres de muchos de nosotros, se ha acercado un poco más al mundo de los niños y estos han dejado salir su lado infantil para creer en un mundo mágico. 

Y al igual que a nosotros nos llega el final de una bonita época, lo mismo sucede con los actores que han encarnado a los protagonistas de esta historia. Ron, Hermione y Harry han de quedar atrás para Emma, Rupert y Daniel. Le deben mucho, pero no puede quedarse la cosa aqui. Han demostrado que valen, que tienen mucho que decir en el mundo del cine, y es el momento de pasar página y afrontar nuevos proyectos, demostrar que no solo de magia se vive. Quiero desear mucha suerte tanto a ellos 3, como a todo el elenco que ha participado en las 8 cintas.

Después de 10 años se ha hecho justicia (en todos los aspecto) y aunque a todos nos sepa a poco y nos duela que la cosa se termine, todo tiene que tener un principio y un final y yo pregunto ¿Qué mejor final que éste? 

lunes, 4 de julio de 2011

Juego de Tronos, serie a la altura del mejor de los reinos



El último gran boom de la televisión americana, bajo el sello de calidad de la siempre aclamada HBO (The Wire, Six Feet Under, True blood, Boardwalk Empire...), se llama "Juego de Tronos". Serie ambientada en una época medieval ficticia, en la que además del estilo de vida de la época se dan una serie de fenómenos asociados a la magia y fantasia, que hacen que no se pueda definir o encasillar el hecho dentro de la historia humana. Está basada en la novela de fantasía escrita por el autor estadounidense George R. R. Martin en 1996 y ganadora del premio Locus en 1997.

Centrándonos en lo que a la producción audiovisual se refiere, la serie a tenido un gran éxito tanto a nivel nacional como mundial. No hay que olvidar que HBO es una cadena de pago en USA, por lo que sus audiencias no suelen ser tan espectaculares como en cadenas tales como FOX o ABC, pero los 4,2 millones de media que ha conseguido la serie, le han valido la renovación y la adaptación del segundo libro "Choque de Reyes", que comenzará en este mismo mes de julio.

Una serie grandiosa, con un reparto inmeso, unos escenarios y un atrezo cuidados hasta el más mínimo detalle y un presupuesto de 50 millones de dolares (para los diez episosodios), reúne todo tipo de situaciones y géneros por lo que puede llegar a una gran parte de la población: intrigas, amores, magia, fantasía, luchas por el poder, escenarios épicos, historia, suspense... Todo ello coronado, y nunca mejor dicho por un reparto magnífico encabezado por Sean Bean (Boromir, en el Señor de los anillos), Michelle Fairley, Kit Harintong, Maisie Williams, Richard Madden, Lenna Heady, Jack Gleeson, Nicolaj Coster-Waldau, Peter Dinklage o Emilia Clarke entre otros. Debido a la gran cantidad de personajes y lazos que surgen entre ellos, he encontrado una pagina que puede ayudar a aclarar algunas mentes confusas, como la mía en su día, y me gustaría dejar el enlace por si sirve de algo - http://tragandoseries.blogsome.com/2011/04/27/juego-de-tronos-reparto-temporada-1/ 

En cuanto a guión, yo que no he tenido el placer aún de leer los libros (ni el placer ni el tiempo), me ceñiré a la serie televisiva: narra las luchas por el poder dentro de las clases altas para gobernar el mundo, para ser el Rey de los Siete Reinos. Traiciones, muertes a sangre fría, sexo bastante explícito... son los valores añadidos que dan el atractivo que tiene la serie. A Raíz de ésto, subhistorias de lo más vario pintas se van creando, todas con algún componente común en está lucha de poder. Hay demasiadas para citarlas y además quitaría el encanto para aquellos que aún no la hayan visto.

Ahora, quiero dejar mi opinión personal y mis impresiones sobre personajes: Jon Snow, Arya Stark y Daenerys Targaryen son mis tres personajes favoritos. Son estos y no otros, por lo que yo creo que van a ser en un futuro, pero también por como son en el presente, por su importancia en la serie, por su misterio, por su historia, por su evolución tan abismal en tan solo diez episodios. Las historias, o mini-historias dentro del gran argumento, que ellos protagonizan son las que, en mi opinión, y basándome en la mera intuición, marcarán el rumbo de los acontecimientos. No podía dejar de mencionarlo.

Con esto quiero acabar. Simplemente era una mera introducción para dejar claro que estoy totalmente enganchado a la serie y que espero con ansiedad que la segunda temporada sea emitida. Animo a todo el mundo a verla, pero si te gustan historias tales como El señor de los anillos, o La leyenda del Buscador... está será una serie que te marcará. Un saludo enorme a todos.

viernes, 24 de junio de 2011

"Primera Generación" de la evolución

Esta de moda eso de empezar la casa por el tejado y ante una saga de tanto éxito como ha sido y es la de X-MEN, pues hay que exprimir al máximo las posibilidades económicas que ésta ofrece. Unas veces sale mal, y otras, como es el caso de X-MEN: Primera Generación, pues sale bien.


La historia nos devuelve al pasado y nos cuenta los orígenes de los que serán los "enemigos" líderes de bandos rivales en las posteriores aventuras (en este caso en las anteriores películas). Narra como se desataron los poderes de Magneto, interpretado por un correctísimo Michael Fassbender, y nos deja ver el potencial de Charles Xavier, el telépata más poderoso de todos los X-Men (a excepción del momento apoteósico de Jean  Grey), llevado a la gran pantalla por James Mcavoy, conocido gran actor gracias a películas como Expiación o Penélope (una absurdo ésta última, por cierto). También tiene un gran protagonismo Jennifer Lawrence dando vida a Mística, personaje importante en posteriores películas. He de decir de esta nueva actriz, nominada al Oscar este mismo año por Winter´s bone, muy buena y guapa ella (hasta de azul), que hace un gran trabajo aquí, presentándonos a una mutante humana y con sentimientos. El resto de Xmen pasan más desapercibidos, actores no demasiado conocidos, y poderes que nunca más volveremos a ver. Sin embargo, si vemos el porqué del físico de Hank o de dónde proviene el uniforme de Magneto, robado del malo de turno, y el porqué de la parálisis de Xavier. Termino con Kevin Bacon, de malo malísimo, resuelve su papel correctamente.

Cosas malas también las hay, como la lentitud de la historia en algunos momentos de la película (muy pocos), o la falta de acción en otros (yo siempre me quedo con ganas de más). También me dejó mal sabor de boca los efectos especiales de la playa, ya al final de la película, muy muy básicos y nada trabajados.

Pero como resumen, una genial adaptación, muy fiel a los cómics y los auténticos personajes, que nos da una versión nueva de la crisis de los misiles de Cuba, para llevar a cabo la presentación de los protagonistas de toda esta saga. La califico de muy buena.

No puedo dejar de mencionar la aparición o cameo de Lobezno, ¡qué grande es él y Hugh Jackman! Hizo que el cine soltara una sonora carcajada al unísono.

lunes, 20 de junio de 2011

El color púrpura

Una de las eternas nominadas a la estatuilla que vio como la noche pasaba sin pena ni gloria. Once fueron las nominaciones que tuvo esta producción de Spielberg y 0 los premios que finalmente obtuvo. Como bien digo, dirigida por Spielberg, y protagonizada por Daniel Glover y Whoopi Goldberg, este drama sentimentaloide carece de algo, y no consigo averiguar qué es.



La historia comienza a principios del S. XX y nos cuenta la vida de Celie, una niña negra cuya vida está marcada por el dolor, el sufrimiento y la penuria, pero que en muy pocas ocasiones pierde la fe. Y quizás sea ya éste un punto que no me cuadra o que hace que para mi la película sea poco creíble. Los momentos dramáticos de violencia doméstica o de humillación hacia Celie son descafeinados, no hay tensión más allá de una bofetada seguida de inmediato con alguna escena "semigraciosa" que quita dramatismo a toda la película. Y este es el juego al que juega Spielberg, a un tira y afloja entre el drama y la esperanza, pero creo que la ración de esperanza para esta película le roba todo. 

Si sigo con el argumento, la aparición y el desarrollo del personaje de Shug tampoco me cuadran. El juego entre ella y Albert (marido de Celie), el juego entre ella y la propia Celie, no me encajan dentro de un mundo machista, dentro de la propia narración. Podría seguir enumerando hasta el infinito los que para mi son detalles que hace que no me crea nada de lo que veo.

Si pasamos a las actuaciones, en mi opinión no son nada del otro mundo, salvo quizás, la de la famosísima Oprah Winfrey en el papel secundario de Sophia, una mujer con carácter que parece sufrir las consecuencias reales de una época. Ese si es un personaje creíble, esa si es una historia paralela, digna de ser contada y retratada y que supuso para la famosa presentadora la nominación al premio máximo, como actriz de reparto. Whoopi, que encarna a la sufridora Celie, y cuya interpretación le valió una nominación al Oscar, esta vez en el papel de protagonista femenina, a mi parecer hace un papel bueno pero justo, no pasará a la historia por ser su mejor trabajo ni mucho menos. Lo mismo ocurre con Daniel Glover y el resto del reparto. 

Termino diciendo que tras un final predecible, sentí un gran decepción cuando todo hubo acabado. Será está una película que no dejará huella en mi, salvo la huella de la indiferencia. Y si me pregunta que me pareció el final, pues responderé que "necesario".

martes, 7 de junio de 2011

Un nuevo sentimiento "AZULOSCUROCASINEGRO"...


Mi elección para esta noche ha sido una película española de la que me hablaron unas amigas hace años. Por aquel entonces quise verla pero pronto desapareció  de las carteleras y lo fui dejando pasar. Hoy llegó el momento. La espera ha merecido la pena.



Azuloscurocasinegro es una película dirigida por Daniel Sánchez Arévalo, que allá por el 2006 recibió varios premios Goya (dirección, actor y actor de reparto). Cuenta una historia cotidiana (que no sencilla) en la que un joven se ve atrapado en una vida que no quiere pero no deja de luchar por aquello que desea conseguir. Es una historia de superación y sacrificio a parte iguales. Muestra otra cara de los jóvenes en nuestro país, esos que tienen sueños e inquietudes, esos que se esfuerzan en superarse, esos con sueños. Sin embargo los sueños en muchas ocasiones los tenemos más cerca de lo que pensamos, solo es necesario que alguien nos quite la venda.

Se da una visión de la amistad envidiable. Esos dos amigos íntimos que están unidos de por vida pase lo que pase. Esos dos amigos que están ahí en lo bueno y en lo malo, están ahí para todo. Esa confianza que muchas veces cuesta conseguir. Esto si es amistad, y no solo la amistad del botellón o la amistad efímera que rodea nuestras vidas. Los amigos son pocos, pero que los pocos que son, sean como estos. A mi con eso me vale.

Y se da una visión mucho más cruda y dura pero no por ello menos real: la dependencia de cientos y cientos de españoles, mayores y no tan mayores. Esas personas que no pueden valerse por si mismas y que necesitan constantemente de alguien para que haga por ellos hasta las cosas más insignificantes. Aquí se presenta con toda su crudeza pero a la vez con toda su humanidad. Ese amor incondicional de un hijo por su padre, ese sentimiento de frustración y anclaje por parte del hijo, que ve como la vida pasa por delante sin poder disfrutarla. Sin entrar en temas políticos (visto como está todo hoy día en mi país), pero creo que la Ley de Dependencia es un rayo de esperanza para estas familias.

Por decir algo relacionado con los aspectos más técnicos y cinematográficos, el guión me parece muy bueno, la historia que cuenta es buena (quizás un tanto ilógica en algunos aspectos) y las escenas para contar esa historia son las adecuadas. Es de las pocas veces en las que en el cine español no se abusa de las escenas de sexo, aquí son las que son, las justas y necesarias, sin tapujos ni vergüenzas pero sin excesos innecesarios para saciar a los morbosos.

Las actuaciones, a mi parecer son fabulosas: Quim Gutiérrez, Marta Etura o Raúl Arévalo hacen que la historia parezca real, humana. Las relaciones que se establecen entre ellos son relaciones que tenemos cada uno de nosotros. Exceptuando los escenarios en los que éstas se den en la peli, son relaciones de amistad, amor, rencor… que están a diario ahí, pero las vivimos en ocasiones de pasada, con rutina, sin valorar cada instante. Esta película me ha despertado sentimientos.

Con todo ello me despido animando a todo aquel que lea esto a que la vea, y que además la recomiende a sus amigos, porque estoy seguro que a nadie defraudará. Un saludo y mil gracias.

miércoles, 1 de junio de 2011

Una gran obra maestra, Requiem por un sueño

No se por donde empezar. Mientras escribo tengo la BSO de la película de fondo, me parece algo tan inspirador. Sim embargo de la música hablaré más tarde. Comencemos por el principio. 

Requiem por un sueño es una obra del año 2000 dirigida por Aranofski, aclamado director, consagrado tras sus últimos trabajos, en especial las nominadas al Oscar "Cisne Negro" y "El luchador", aunque no hay que olvidar otras no tan impactantes como "La fuente de la vida". La agonía y ansiedad que hace sentir al espectador con el juego de cámaras, planos... en "Cisne negro" es un mero juego de niños comparado con el torrente de sensaciones que transmite en esta gran obra. Quizás por aquel entonces los recursos eran un poco más limitados que hoy día, o simplemente se quiere llevar todo al extremo, pero cada plano de Requiem produce casi ataques de ansiedad, sientes lo que el protagonista siente. Es una película llena de miedos, obsesiones, vicios, dependencia y culpabilidad y notas cada gramo de esos sentimientos que recaen sobre los protagonistas y sobre el propio espectador. La película narra la historia paralela de una madre obsesionada con la televisión y los concursos de la televisión y su hijo, drogadicto y camello que sueña con un futuro mejor, pero su destino no parece tenerle deparado nada de eso, sus sueños se ven truncados a cada instante por su drogodependencia. Y es que la droga es la verdadera protagonista de la vida de nuestros personajes. Me gustaría mencionar la gran metáfora  que se plasma con el juego que se traen los protagonistas con la tele y como Jared juega con él único fragmento de felicidad que su madre tiene en su vida diaria. No importa cual es el precio a pagar si consigo mi sueño (y actúo constantemente bajo los efectos de la droga). La madre sin embargo está dispuesta a sacrificarse por su hijo.

Jared Leto, Jennifer Connelly, Ellen Burstyn y Marlon Wayans son los 4 actores principales. La madre, Ellen Burstyn, hace una interpretación que le mereció la nominación al Oscar. Nunca me cansaré de decirlo, pero en mi opinión fue uno de los años más reñidos (Roberts, Binoche...), y la actuación de Burstyn no dista demasiado en cuanto a calidad de la de Julia Roberts (siempre teniendo en cuenta la diferencia de personajes), pero solo una puede triunfar. Su hijo, Jared Leto, y los dos amigos hacen también una gran aportación. En su conjunto, la historia, el guión, los personajes, y la dirección hacen de está película algo que en mi opinión, pasará a la historia. Por ello no puedo entender como no fue nominada en más categorías como mejor película, guión adaptado (ya que está basado en la obra homónima de Hubert Selby Jr.) y sobre todo, mejor banda sonora.

La música que acompaña a esta película merece una reseña especial. El 33% de lo que este film transmite se debe a su gran banda sonora (el otro 66% se divide a partes iguales entre el juego de planos y el uso de la steadycam, y a las grandes actuaciones de los protagonistas a partes iguales, como ya dije). Compuesta por Clint Mansell, compositor que trabaja muy a menudo para los proyectos de Aranosfky, es uno de los grandes temas cinematográficos de la última década. No creo que haya nadie que no la haya escuchado, pero por si así es, dejo un enlace aquí para su uso y disfrute. Cada nota rompe el aire, la melodía te llena.


Y ahora, llega el momento de ir a la cama y pensar con detenimiento sobre el mensaje que deja esta pelí de la sociedad actual, que se juega la vida con tal de aparentar, que vive esclava de sus vicios, de sus miedos y de sus obsesiones. Una sociedad que se empeña en buscar la felicidad a través de metas inalcanzables dejando pasar la oportunidad de vivir.  Una sociedad sin valores, en la cual vale más el que más tiene, el que más aparenta, y el que goza de más popularidad. No importa lo que nos suceda en casa, lo que vale es lo que el resto ve, lo de puertas para afuera. Y es por ello que la gente deja de ser feliz para aparentarlo ¿de verdad sucede esto? Buenas noches.

jueves, 26 de mayo de 2011

El inocente, los abogados atacan de nuevo.

Tras leer algunas malas críticas de este film decidí acercarme a una sala de cine y comprobar si todo lo malo es cierto: en mi opinión no lo es. Si que tiene clichés que se pueden generalizar entre las miles de películas de abogados que hay, pero es entretenida y no del todo predecible en cuanto a los acontecimientos. Al menos en mi caso hay algunos detalles que no esperaba.



El argumento es bastante manido. Un joven rico es acusado de agredir e intentar violar a una prostituta y a ella se le tacha de cazafortunas y oportunista. El joven rico y guapo asegura por todos los medios estar limpio y ser inocente. Con el transcurso de los acontecimientos las cosas se complican y nada es lo que parece.

Una de las principales críticas es contra Matthew Mcconaughey. Hay actores mucho menos creíbles que él pero parece ser que la losa de “pésimo actor” irá a sus espalda mucho tiempo. Y no creo que sea justo. Creo que hace un papel correcto aquí: es un hombre con clase, con chulería incluso con ciertos aires de soberbia que le vienen muy bien al personaje. Hay quien dice que es un modelo con aspiraciones a algo más, yo creo que es un modelo y actor, no el mejor, pero tampoco el más mediocre. Su papel de abogado es bastante típico y cumple grandes tópicos, como el hecho de ser un insensible abogado de éxito al que le preocupa más el dinero y sus honorarios que la justicia (esto al comienzo). Pero, por casualidades de la vida, en un segundo todo cambia y la conciencia se apodera de él de nuevo (¡vaya casualidad!). Vuelve a ser humano y a creer en el sistema judicial (un sistema judicial muy teatral, como siempre se hace ver en la mayor industria del mundo, donde las pruebas importantes siempre llegan en el último minuto). Es el momento de volver a luchar, de encerrar al malo y liberar al bueno. Como dato anecdótico, me hizo mucha gracia ver en la matrícula del coche la palabra “NtGuilty”. Por cierto, los momentos con sus chófer me parecen de lo más original de la película, el abogado todopoderoso tiene corazón y amigos.

El resto del reparto se completo con una gran Marisa Tomei, elegante mujer, con personalidad, hace un buen trabajo aquí como voz de la conciencia, esa parte buena y justa que todos tenemos (o casi todos). Con su presencia llena la cámara, y a su favor he de decir que la arruga es bella. Más cerca de los 50 que de los 40 parece no importarle el paso de los años, y la verdad que está muy guapa, la edad le sienta fenomenal a esta gran actriz que ha sido candidata al óscar en 3 ocasiones. También vemos al joven Ryan Phillippe, al que se acusa de maltrato (en el film), y que hará todo lo posible para que el veredicto del jurado no lo condene. Un papel discreto, la cara de niño bueno parece ayudarlo con la interpretación, aunque en mi opinión creo que es él actor más flojo de toda la película. William H. Macy como Frank, Bryan Cranston (Walter en la gran “Breaking Bad”) o Michaela Conlin (Ángela Montenegro en Bones) completan un reparto nada discreto.

No se si merece la pena acudir al cine como desesperados, lo dudo, pero no es una película horrible que logre adormecer a la audiencia. Puede ser algo entretenido si tienes un rato libre y no sabes que hacer.

domingo, 22 de mayo de 2011

Piratas del caribe... en mareas ¿misteriosas?


La esperada nueva aventura del capitan Jack Sparrow, el famoso pirata de la saga "Piratas del Caribe", ha llegado. Se puede decir que es la nueva aventura, pero podría anunciarse como algo novedoso y desvinculado de todo lo anterior y tambien valdría, ya que salvo pequeños vestigios, esta cuarta entrega de la saga rompe del todo con sus predecesoras. Si bien es cierto, es lógico, ya que dos de sus protagonistas "abandonaron el barco" (me refiero a Orlando Bloom y Keira Knightley). Para este nuevo proyecto el director decidió contar con la guapa española Penélope Cruz, en el papel de Angélica, que encarna a una valiente pirata a la que Sparrow rompió el corazón.

Cómo decía, se desvincula de las 3 anteriores, y alguien puede verla de forma aislada sin perderse nada. El personaje de Jack es el mismo, con sus gracias y su infinita suerte, y hay algunos personajes que repiten como Barbossa o Gibss. Podría nombrar tambien algunos objetos que guarden relación, como la brújula o la Perla Negra (sus menciones más bien), pero a parte de esto, poco más hay que pueda señalar como continuador de la saga.  Aún y así no quiero decir que la película sea mala, al contrario me parece muy entretenida y graciosa. Quizás sobran algunos minutos ya que dura más de dos horas, pero por lo general resulta muy agradable de ver. No pasará a la historia del cine como un trabajo excepcional, pero merece la pena ver el papel que ha logrado interpretar Johnny Depp.

La historia narra las aventuras de un grupo de piratas cuyo fin es encontrar la Fuente de la Vida y conseguir así vivir eternamente (o al menos alargar la vida sustancialmente).  Este podría ser un buen resumen, breve, pero no por ello menos cierto. Y es que el encanto no está en la historia en sí, sino en los personajes, en las pequeñas aventuras que viven para poder lograr su objetivo y en la cantidad de situaciones graciosas e improbables que suceden (sobre todo al listillo de Jack). Como decía antes, el Capitán Sparrow es la chispa de todo esto, una personaje logrado, conseguido, y con mucha personalidad. Solo Johnny Depp podría haber obrado algo así. Penélope hace también un gran papel a la altura de las circunstancias. La española, con un Óscar en su haber ha logrado erigirse como una de las actrices del momento a nivel mundial, y a pesar de no despertar demasiadas simpatías en el país del que procede, su actuación no deja nada que desear o que se le pueda reprochar. Enhorabuena. Ian Mcshane o Geoffrey Rush tampoco dejan indiferentes a nadie, en especial este último y su pata de palo, un papel extraordinario. Y como español que soy, no puedo dejar de nombrar a Óscar Jaenada, alto cargo de la flota española. España ha dejado un buen nivel en la película y como español, me siento orgullos de tan digna representación.

Algunos detalles que me gustaría destacar son, entre otros, la carga religiosa que hay en el film: hay un misionero en el barco, por petición de la española Angélica (en el film también lo es). El misionero misionero, hace alarde de las bondades de Dios constantemente, y el papel lo encarna el guapo Sam Clafin, presentándose así a la religión como algo atractivo. Ademas es el personaje con más carga moral. Del otro lado está la flota española, que al igual que la inglesa y que los piratas, buscan la fuente de la vida, pero con objetivos diferentes. Queda demostrado que España ha obrado barbaridades a lo largo de la historia en nombre de la religión, y una vez más se encargan de hacérnoslo ver. Otro de los detalles que no quiero dejar de mencionar, es que todo es muy predecible, propio de la factoría disney, pero que queda muy bien camuflado por los increíbles efectos especiales, las guapísimas sirenas que nadan a sus anchas por el mar o la gran fotografía de toda la saga. Hay fallos que se pueden salvar, y en este caso lo logran muy bien.

No puedo despedirme sin decir que hecho de menos aquí a mi Keira Knightley, mi actriz favorita, y que en verdad deja un gran vacío. Un ¡Hurra! por Elizabeth Swann. Con esto os dejo y animo a la gente a que se acerque a los cines, eso si, en 2D, mi experiencia me dice que el 3D no aporta nada aquí.

jueves, 19 de mayo de 2011



Acabo de llegar del cine tras ver “Medianoche en París”. Iba sin expectativas, porque de Woody nunca sabes lo que te puedes encontrar. Y la verdad que he salido muy contento con el resultado. Tiene ese toque a lo Allen que hace que salgas con la sensación de haber pagado por algo que realmente merece la pena.

La historia se centra en París, donde están pasando unos días los dos protagonistas, Owen Wilson y Rachel McAdams, una pareja estadounidense que se escapa unos días a la ciudad del amor y el arte, según él, y la ciudad de la moda y el lujo, según ella. Pronto queda claro la disparidad de pensamientos y de formas de ver la vida de los novios (desde el instante uno me di cuenta de la falta de química que tienen, no se si por exigencias del guión o porque es difícil en mi mente encontrar a la pareja ideal de Owen Wilson). La pareja está acompañada por los padres de ella, unos ricos snobs, y por unos amigos que se encuentran por casualidad y que no se separan de ellos en todo el viaje. Hasta aquí, todo “normal”. Pero la cosa se complica cuando Owen, escritor en la ficción, se da cuenta de que quizás esta no es la vida que desearía vivir…

Y esta es una realidad que rodea a una gran cantidad de personas: vivir una vida que parece que nos ha sido impuestas, sin arriesgar nada (y aquí el dicho de quien no arriesga no gana parece tomar fuerza). Hay que vivir acorde a nuestros sentimientos, siguiendo impulsos, que en ocasiones es lo que da sentido a la vida, es lo que nos hace sentir humanos, o más humanos.

La película tiene un reparto magnífico, compuesto de una multitud de artistas de renombre y reputación internacional: Owen Wilson, Rachel McAdams, Marion Cotillard, Michael Sheen, Kathy Bates, Carla Bruni, Adrien Brody, Kurt Fuller… por nombrar solo algunos. Y sí, no me he vuelto loco, la primera dama francesa hace su pequeño rol aquí, que aunque no es muy extenso, lo interpreta bastante bien, y como no podía ser de otro modo, desprende encanto y belleza. El resto de las interpretaciones son correctas y acertadas. Destaco como no a Owen, a mi parecer un actor muy natural, muy realista, muy correcto; a Marion Cotillard, por ser una de mis actrices favoritas, sale increíblemente guapa en cada una de sus apariciones, además de seducir a la cámara constantemente; y a Adrien Brody, por interpretar a un Dalí muy real y divertido (ese acento catalán ha hecho que suelte una gran carcajada en el cine jejeje).

El final nuevamente, no podría tener otro sello que el de el gran Woody, aunque esta vez es algo más convencional que en algunas de sus películas anteriores como Scoop o Match Point. Aún y así, es una peli muy muy recomendable.

miércoles, 18 de mayo de 2011

Se7en



Anoche, tras llegar de la biblioteca, me decidí a ver Se7en, una película antigua de David Fincher. Supongo que todo el mundo la habrá visto, es del año 1995 y es muy mítica y famosa, pero yo no lo había hecho, supongo que por el hecho de ser bastante macabra… me daba reparo (miedo si soy sincero jejeje). ¿Qué me ha parecido? Pues una pequeña obra maestra. A continuación, comentaré algo sobre ella.

En líneas generales, sus más de dos horas se me han hecho especialmente cortas. No podía apartar la vista de la pantalla del portátil, engancha desde el primer momento. El guión es muy bueno: una serie de asesinatos se suceden y el teniente Somerset (Morgan Freeman) y el teniente Mills (Brad Pitt) se embarcarán en una investigación que les llevará a situaciones infernales, dignas de un psicópata retorcido y demoníaco (Kevin Spacey). Somerset está a punto de jubilarse y ser relevado por Mills, pero se verá absorbido por la investigación, a pesar de rehusar en un principio. Esto cambiará sus vidas para siempre.

Las interpretaciones son muy buenas, especialmente las de Freeman y Spacey. Multitud de nominaciones al Oscar, y a muy diversos premios, críticas inmejorables a muchos de sus trabajos… avalan a Morgan Freeman como un grande entre los grandes. En la película interpreta a un teniente a punto de jubilarse, cansado de la vida, agotado del sufrimiento que le ha tocado ver y que se topa con uno de los casos más sanguinarios a pocos días de despedirse de sus compañeros.

Brad Pitt y Gwyneth Paltrow, pareja en la película, tienen también un papel que hay que destacar, quizás el de ella muy secundario, pero con un mensaje profundo dentro: encarna a la mujer que ha de sacrificarse debido a la carrera de éxito que tiene su marido. Se encuentra en una gran ciudad, sola, con miedo, triste y no puede contar nada a nadie, pero un sentimiento de infelicidad la invade. Esta es la situación de muchas personas hoy día, personas infelices condenadas a vivir una vida que no quieren. Por su parte Mills, ciego ante este problema, se entrega en profundidad a un trabajo que le apasiona. No hace un mal papel Brad Pitt, aunque la complejidad del personaje en este caso no es demasiada (salvo hacia el final de la película).

El villano, un Kevin Spacey magistral, cree ser un enviado de Dios, un mártir que hace pagar a pecadores. Papel corto pero complejo, sabe disimular su locura y parecer un hombre tranquilo y seguro de sus actos, en verdad te crees que Dios lo ha llamado, o más bien te crees, que él siente eso realmente. Calculador, frío, metódico, son las características que mejor definen a este personaje.

La dirección corre a cargo de David Fincher (La red social o El curioso caso de Benjamin Button). Conocido director, logra un gran trabajo, que seguro que no dejará indiferente a nadie. Si tienes estómago y te gusta el tema policíaco, seguro que agradecerás este “agradable” rato.

viernes, 13 de mayo de 2011

Un juego que me han propuesto: Las mejores escenas

He sido elegido por Outsider, dueño del blog "Cine con alma" para jugar a un famoso juego que se da últimamente entre los blogueros aficionados al séptimo arte. La selección no será la mejor del mundo mundial, pero a día de hoy es la que se me ha ocurrido.

Escena más triste: Por no estropear la peli a nadie, diré solo que la muerte de alguien importante en “Un puente hacia Terabithia” quien la haya visto, sabrá de que hablo.

Escena mas alegre: No será la pelí del año, pero aparece la gran Meryl Streep, y lo que haga esta mujer es digno de alabanza. Por ello, cualquier escena de la pelí Mamma Mia! transmite buenas vibraciones. Voy a elegir, por ejemplo, la que se da para represenatar la escena de Money, money money!

Escena agridulce: El momento en el que Susan Sarandon canta con sus hijos, en la habitación de su casa la famosa canción "ain't no mountain high enough". La escena esta cargada de doble sentido: la alegria que se desprende a simple vista, pero el dolor de una madre que intenta exprimir al máximo los últimos momentos con sus hijos actuando siempre para que ellos no se den cuenta de la gravedad, aliviando su sufrimiento. Espectacular.


Escena más rara: El momento en el que aparece la nave espacial en la pelí "La vida de Brian". Toda la película es una paranoia y ciertamente, rara toda ella, pero esa escena se lleva la palma.


Escena más perturbadora: Cualquier de las escenas de “Las colinas tienen ojos”. Son películas que flaquean bastante pero en lo que a litros de sangre, tienen presupuesto ilimitado. Sales del cine con empacho de sangre. ¡Qué desagradable!

Escena con más suspense: La famosa escena de Psicosis de Alfred Hitchcock de la ducha y ese cuchillo tras la cortina de la ducha… Una verdadera obra de arte. Escena histórica de los anales del cine.

Escena más aterradora: Jack Nicholson en “El resplandor” y ese momento en el que rompe con el hacha la puerta… Cuando lo pienso se me pone la piel de gallina. ¡Que gran escena, y que miedo da!


Escena más romántica: la cena entre Dama y Vagabundo cuando ambos cogen el mismo Spaguetti y llegan al final, terminando con un beso sin quererlo. Muchas son las escenas románticas pero esta es la que se me ha venido ahora a la mente.

Mejor diálogo: conversación de “despedida” entre Susan Sarandon y Sean Penn en Cadena perpetua justo antes de anunciar que llegó la hora de cumplir la pena.

Mejor escena sin diálogos: Love Actually. El momento en el que Andrew Lincoln va a visitar a la chica de la que está enamorado (la mujer de su mejor amigo), solo para desearle feliz Navidad. No hay diálogos, solo una serie de carteles explicativos de emociones. Increíble.

Mejor escena de pelea: El señor de los anillos: el retorno del rey. Cuando llegan los guerreros de Rohan a Minas Tirith para luchar contra las fuerzas de Sauron que atacaban Gondor. Esta trilogía pasará sin duda a la historia.

Mejor escena musical: Sin duda alguna, “Singing in the rain”. Nunca me cansaré de ver esa escena. Quizás muchos no lo sepan pero Gene Kelly grabño esa escena malísimo, con fiebre. Un ¡hurra! Por Gene.

Mejor escena con baile: Sin duda alguna, el “Se oye una canción, que hace suspirar, y habla el corazón, de una sensación, grande como el mar…” La escena del baile en “La bella y la bestia” es una de mis escenas favoritas de todos los tiempos.

Mejor discurso: El discurso del rey, con Colin Firth. El discurso final, no ya por su fuerza, que también, sino por la gran interpretación de este actor. También hay que decir que fue un discurso histórico debido a la importancia de los acontecimientos que posteriormente tuvieron lugar. Por todo ello, esa es mi elección.

Mejor comienzo: La bella y la bestia. Si lugar a dudas mi película favorita, ese comienzo a modo de relato de libro, con esa melodía que ya anuncia, que lo que vas a ver a continuación no va a ser una peli cualquiera. Me han entrado ganas de volver a verla.

Mejor muerte: Clean Eastwood en “Gran Torino”. Una muerte llena de significado en contradicción con la ideología y odio que había arrastrado de por vida. Una muerte cargada de significado y valentía.
Mejor Climax y Mejor final: Climax no lo sé, pero como final, me que con Incepcion, y esa peonza girando… esos niños al fondo. Un gran final para una gran película.

La escena que jamás debió haber sido filmada: Arnold Schwarzenegger embarazado en la película de Junior. Va a ser una de las imágenes que más me cueste olvidar, sin duda alguna, aún hoy tengo pesadillas con ella.

La mejor escena de la historia: esta si es una difícil decisión, pero en el día de hoy, me quedo con la escena final de Gladiator, esa mano acariciando las espigas de trigo, con su significado. Realmente conmovedora.

Mis invitaciones van para:

Anthony, de "Antony´s corner"
J. Feat. J de "Special Message from Johnny Lang"
Lalo de "El rincón de Lalo"
Jorge Moreno de "Más cine"


Nadie está obligado, es solo un juego, pero por si os apetece, ahi dejo la invitación!

martes, 10 de mayo de 2011

Amy Adams en "Tenías que ser tú" (Leap Year, mucho mas correcto)


Absurda podría ser la palabra que mejor define este film. El hilo conductor es bastante mediocre: una joven (Amy Adams) decide viajar a Irlanda para pedir a su novio, que está por negocios en dicho país, que se case con ella. Ella tiene como fecha límite el 29 de febrero, día en que una mujer puede pedir a su novio irlandés el matrimonio sin que nada pueda salir mal (así al menos reza la tradición). Pero el camino resulta complicado debido a que por el mal tiempo Inglés, el avión desvía su ruta. Comienza aquí la aventura en la que se embarca la joven, ayudada por un camarero irlandés, que se encargará de que llegue a su destino.

Comedia romantica al uso, simple, sin emoción y predecible. Pero no todo puede ser malo, sino no hubiera llegado al final: Amy Adams le da el toque necesario para que te quedes ahi pasmado (todo lo que hace esta mujer, me encanta); también Matthew Goode, se encarga de poner la pizca de gracia con ese pasotismo encantador. Si a ello sumamos los increíbles paisajes del país europeo, el resultado es una película cuanto menos entretenida (incluso graciosa en algunas secuencias XD)

No hay mucho más que decir: el resto de personajes pues aportan bastante poco y el final, pues una comedia romántica más, no creo que sorprenda a demasiados. Pero si al igual que yo eres fan de este tipo de cine, y tienes una tarde en la que te apetece hacer cualquier cosa menos pensar, puedes intentarlo con "Tenías que ser tú"

PD: No puedo irme sin protestar por la traducción de los títulos al español. No logro entender por que del título inglés "Leap Year" (Año bisiesto), se hace la traducción a "Tenías que ser tú", sin sentido hacia la película y su argumento. Ahi lo dejo señores traductores de títulos, esfuércense un poco más, o un poco menos, que en este caso no hacia falta ni pensar.

La vida de los peces

Hace unos instantes que acabé de ver la película chilena "La vida de los peces" y no podía esperar a mañana para hacer mi reseña de turno. Una avalancha de emociones, pensamientos y sentimientos se aglutinan en mi memoria, en mi mente, remueven mis recuerdos. No sabría expresar de forma objetiva si la película es buena o mala, lo único que puedo decir al lector es que a mi me ha encantado, pero quizás sea yo un sentimentaloide y esto no se pueda generalizar.

La historia tiene lugar en una casa, durante una fiesta, en una una noche de un día cualquiera. Andrés, el protagonista ha regresado de Alemania tras diez años de ausencia, para cerrar todo lo que aún le une a Chile y poder irse definitivamente a Europa. Acude a ver a sus amigos, que celebran una fiesta de cumpleaños y durante esta fiesta se encuentra con su exnovia, de la cual sigue enamorado. ¿Se puede volver tras 10 años de ausencia y esperar que todo esté igual? ¿Puede alguien ser tan egoista como para esperar eso? Pues sí, ese alguien existe, o existe en la ficción al menos: Andrés. La tensión sexual y emocional entre los protagonistas demuestra al espectador que el amor sigue vivo, pero que las circunstancias de la vida no son las mismas que 10 años atrás. No se puede deshacer lo que ya aconteció, supongo que todo tiene un porqué en esta vida, y lo pasado, pasado es, no se puede modificar. Andrés no parece tener claro estos conceptos.

Si algo quiero destacar de esta película es su banda sonora: sublime, preciosa y es, para mi, la verdadera fuerza en la mayoría de las escenas. Las notas y acordes son las palabras de los protagonistas, no hace falta más. Inverness o Diego Fontecilla son algunos de los músicos que hacen que el milagro ocurra en este largometraje. Mi más sincera enhorabuena. La canción de nubes (que cuelgo aqui para el disfrute de todos, creo que merece una mención especial).


Los dos protagonistas, Santiago Cabrera (conocidísimo por interpretar al visionario Isaac Méndez en la serie estadounidense "Herores") y Blanca Lewin, hacen unas grandes interpretaciones también. Durante toda la película se percibe la tensión, tristeza y angustia, tanto de él como de ella. Y poco a poco logran que esa angustia se te contagie, sin quererlo. Cuenta una historia que muchos han podido tomar como personal, por lo que este sentimiento en el espectador es totalmente comprensible: la película es muy humana.

Si sufres mal de amores, no se te ocurra ver esto, queda totalmente prohibido, pero si eres de los que tienen superado y arreglado el corazón, seguro que no defraudará a nadie. No hay que olvidar que ganó el Goya español en 2010 a la mejor película extranjera, por tanto la avala un sello de calidad. Un saludo

jueves, 5 de mayo de 2011

District 9, "soplo de aire fresco"


Por fin me he animado a ver la famosa "District 9", nominada al Oscar en 2009, y que se me resistía. No encontraba el momento adecuada para ponerme con ella, pero hoy ha sido el día. Y a decir verdad, me ha gustado mucho. El guión trata sobre una raza alienígena que se ha instalado en Johannesburgo y lleva conviviendo con los humanos 28 años, y el trato que los humanos dan a estos "bichos". He de dejar claro que es la primera película cuyo centro de extraterrestre no tiene lugar en USA. Pasemos ahora a analizar y comentar con más detalle todo lo que me ha llamado la atención.

En primer lugar, decir que la excusa ha sido disfrazar de alienígenas a la raza excluida, pero desde el mismo instante en el que ves la película, no puedes dejar de pensar que puede ser cualquier gueto, y estando la trama ambientada en Sudáfrica, las similitudes con el Apartheid son constantes. Los alienígenas son recluidos en una zona (Distrito 9), con una alambrada que les separa de la raza humana. Su aspecto tampoco ayuda mucho, ya que son "cucarachas gigantes", y aunque en un primer momento son pintados como seres sin inteligencia ni sentimientos, pronto nos daremos cuenta de que esto no es así. De nuevo similitudes con el Apartheid, donde se trataba a la gente de color peor que a los animales. Como decía antes, son extraterrestres, pero bien podían haber sido humanos pertenecientes a una minoria social mal vista, ya que el trato que se les da es el de humanos: han de firmar un desahucio porque los humanos no los quieren cerca, hay tráfico de armas y comida entre ellos... Esta parte de la película me ha parecido interesante, pero pronto caemos en los tópicos.

Otra de las partes interesantes, es ver como un humano pasa de ser humillante a ser humillado, de ser parte de la raza fuerte y que atemoriza a la minoría débil, a pasar, sin quererlo, a formar parte del bando contrario. Mucha gente debería pensar en esto, que hoy está en el lado fuerte, pero ¿y mañana? nadie sabe que le depara el futuro.

La parte menos interesante y más predecible: la relación que se establece entre un humano y un alienígena, de amistad y complicidad, es totalmente predecible; las escenas de lucha son como las de cualquier película de acción (aunque si que hay efectos aquí que de dejan pasmado), y el final épico y heróico son algunos de los fallos de algo que podría haber dado mucho más de sí.

Pero me parece una película que merece la pena ser vista, algo más que un simple relleno para un rato aburrido. Se puede extraer una moraleja y una enseñanza de ella. Espero que os guste

lunes, 2 de mayo de 2011

El amor y otras cosas imposibles

¿Qué decir de esta película? Ni yo mismo lo sé. Es una peli con alma y sentimiento pero sin garra, sin algo que te haga quedarte, sin hilo conductor. Cuenta una historia lenta, con un principio prometedor pero que poco a poco se estanca y pasa a convertirse en una vida rutinaria, un día a día. Las intenciones son buenas, las actuaciones son buenas, pero todo se vuelve lento, se hace largo.

El reparto es el gran reclamo de la película: una gran Natalie Portman, que durante toda la trama consigue transmitir esa inseguridad, esa presión, esa ternura, culpabilidad también, ese miedo e incluso ese sentimiento de injusticia con el que la vida parece tratarla. De verdad me parece una gran actuación. Lisa Kudrow también hace un gran rol, de esposa despechada, de madre que incluso llega a perder el norte con tal de herir, cegada por la rabia de haber sido abandonada. El pequeño tiene un papel peculiar: hace que el espectador sienta una especie de amor-odio hacia él. Con sus insistentes preguntas hace que la forma de actuar que adopta Natalie con respecto a él sea incluso incomprensible en numerosas ocasiones, pero no hay que olvidar que el niño no deja de ser una víctima del mundo de los adultos, de sus problemas, de sus idas y venidas. Y Natalie es la única que parece pensar en él, a pesar de tener todo en contra.

Se cuentan aquí otra serie de historias totalmente secundarias pero que en conjunto son un fiel reflejo de la vida diaria, de los problemas del amor, del matrimonio, de lo inesperada que es la vida, de como ésta puede cambiar de un día para otro. La pelí por tanto se compone de sentimientos encontrados, amor y ternura, odio y venganza, perdón y respeto, dudas y certezas... todo eso mezclado, sin dejar nunca claro el espectador de cuál es el principio y cuál el final de la historia

domingo, 1 de mayo de 2011

Thor... el "Dios" del trueno

No había nada mejor que hacer esta noche de sábado y ante el atractivo trailer de Thor (el cuál he visto unas cuantas veces) decidí acercarme solo al cine, para ver si en verdad, esta peli cumplía mis expectativas o no. Y sí, con creces, las ha cumplido. Hay que decir que cuando vas al cine a ver algo relacionado con superhéroes has de ir con mentalidad de eso. Cada película merece una perspectiva distinta, cada género es un mundo, y no puedes criticar todos bajo un mismo patrón.

Comenzando por un reparto atractivo, sobre todo de secundarios, aparecen en escena actores de la talla de Natalie Portman o Anthony Hopkins, Mortal y "Padre de Todos" respectivamente. Thor es encarnado por al hasta ahora cuasidesconocido Chris Hemsworth (marido de la española Elsa Pataky). Su aparición más destacable hasta ahora había sido en el largometraje de Star Trek. Sin embargo, como Dios del Trueno, hace un papel creíble del héroe de la factoría Marvel: su físico se adecua muy bien con el personaje, en mi opinión le da carácter, y el chico, hay que reconocer que es muy guapo. Los papeles de Natalie y Anthony son más secundarios no por ello menos interesantes. Natalie da vida a la científica de la que Thor queda prendado y Anthony es el padre sabio y justo de Thor, Rey de Asdgar. Como autor del blog, me hace especial ilusión ver a Jaimie Alexander (Jessi XX en la serie de Kyle) y a Stellan Skargard, autor que dio vida al padre de Will Turner en la saga de piratas del caribe, y al que cuesta reconocer sin los moluscos y crustáceos adheridos a su cara.


El guión y el argumento no dejan de ser previsibles, si bien no es lo importante en este tipo de cine. La acción y los efectos especiales, verdadera atracción de las pelis de superhéroes, si dan la talla. Las luchas entre los habitantes de Asdgar contra los gigantes del hielo o incluso las luchas internas por la sucesión al trono son un auténtico espectáculo digital. El vestuario es quizás lo más "típico" llegando en momentos a confundirse con armaduras de juguete, si bien no quita para nada el atractivo de la acción.

Y ahora mi más humilde opinión: merece la pena pagar una entrada de cine para disfrutar de esta nueva aportación de Marvel, que si bien no aporta nada nuevo al genero, hará pasar un rato de lo más agradable a más de uno, y a más de una.

martes, 26 de abril de 2011

Y ahora... mi película favorita! LA BELLA Y LA BESTIA



Jamás me cansaré de verla, una y otra vez. Y lo mejor de todo es que siempre sacas algún detalle nuevo diferente... ¡qué gran película! Ya desde el principio engancha: "Erase una vez, en un país lejano, un joven príncipe que vivía en un resplandeciente castillo. A pesar de tener todo lo que podía desear, el principe era egoista, despota y consentido..." Esa voz...¡cautiva! Y lo mismo ocurre con la música que acompaña a la voz en off. Podría escucharla una y otra.
Una de las muchas películas que la factoría Disney ha creado, pasará a la historia por ser la primera película de animación en competir por el Oscar en la categoría de "Mejor Película". Y es que se lo merece. Cuenta la historia (dudo que haya alguien que no la haya visto, pero nunca está de más) de una joven aldeana que obligada por las circunstancias tiene que vivir en un castillo en el cual habita una bestia encantada. Si la bestia consigue que una mujer se enamore de él, volverá a ser humano de nuevo, pero tiene un tiempo limitado: hasta que el último pétalo de una rosa encanta caiga de ésta. ¿Quién será capaz de amar a una bestia?
Los malos son malos pero no llegas a odiarlos, y a los buenos, que al principio hacen de malos, les coges cariño desde el mismo instante en el que aparecen. Con 24 años, la historia se ve predecible, como todas las de Disney, pero eso no hace que pierda el encanto, no me impide verla de nuevo, y sonreír con cada escena de amor o estremecerme cuando "Bestia" grita.
La historia es preciosa, sí, pero si a eso añadimos una banda sonora del calibre de ésta, nada puede fallar. La escena de la escalinata con la famosa vocecilla de fondo "Se oye una canción, que hace suspirar...", simplemente indescriptible. También es espectacular la canción-musical que se produce, de repente, en la cocina del castillo.
Si aún queda alguien, algún alma descarriada en el mundo que haya osado no verla... ya puede ponerse las pilas!! Un saludo

lunes, 11 de abril de 2011

Dulce "Chocolat"

"Entrañable" sería la palabra que define esta gran historia que cuenta el viento. Costumbres y prejuicios, y superación de los mismos son el hilo conductor de una gran película con una perfecta Juliette Binoche, que clava cada plano en el que aparece. Su cara transmite ternura y amabilidad en cada escena, nada puede salir mal si ella está ahi. Nominada al Oscar por este papel, tuvo la mala suerte de competir con Julia Roberts, aunque no creo que la actuación de Binoche tenga nada que envidiar a la de la eterna novia de Hollywood. Papel también que me gustaría destacar es la de la secundaria pero no menos brillante Lena Olín, uno de los personajes con más evolución y complejidad que aparecen a lo largo de la narración


No apta para golosos, la película cuenta la historia de una mujer y su hija, chocolateras por tradición, que montan su pequeño negocio en un pueblo francés anclado en las viejas costumbres y en el qué dirán. A lo largo del film vemos como cada habitante lucha de un modo u otro contra los prejuicios que el alcalde les infunde, intentan por tanto, superar sus propios miedos. Se refleja también el poder de la Iglesia y la colación Iglesia-Nobleza y su afán por someter al pueblo a su voluntad.

Ternura, segregación, miedo al cambio, miedo a perder el control y el poder, aires de renovación y modernidad, superación, interpretaciones estelares, un joven y guapo Johnny Depp, y mucho, mucho chocolate es lo que puedes encontrar en esta gran historia.

jueves, 7 de abril de 2011

Bon Appétit, una historia de amor... diferente


video



No hay nada más duro que un "te quiero" seguido de un "gracias". Una historia surgid entre fogones en un restaurante de Zurich. Daniel y Hanna, son los dos protagonistas que se encargarán de mostrar al espectador un amor no edulcorado, sino un amor real y por el que todos hemos pasado alguna vez en la vida. Nadie dijo que el amor tenga que ser ideal. De hecho muy pocas veces lo es. No hay música de fondo cuando surge el primer beso y la vida no suele ir a cámara lenta. Las cosas suceden, sin más. Unas veces son como deseamos y otras no, pero de eso se trata, de vivir y aprender de los errores.

La película se desarrolla con acierto y consigue conectar con el espectador casi desde el mismo instante en que comienza (al menos eso sucedió conmigo, pero quizás yo tenga un serio problema con las películas de este tipo). Las actuaciones son muy correctas, tanto la de los dos protagonistas, como la de Hugo, un guapo italiano amigo de éstos y aspirante a Chef al igual que Daniel. Aporta a la película la sensatez y madurez que Daniel no posee, y la amistad que se crea rapidamente entre éste y el protagonista es entrañable. En cuanto a la dirección, a cargo de David Pinillos, que obtuvo el Goya a "mejor director novel", podemos deducir que hace una buena labor. En aspectos más técnicas, hacer mención a la fotografía de la película, con planos muy logrados, paisajes increíbles de Zurich, Bilbao...

Se puede deducir de todo esto que mi conclusión y recomendación serán positivas. Y así es. Apta para románticos y para los no tanto, narra una tramo de la vida de todos nosotros: aquí simplemente se le da un contexto cualquier,  en este caso Zurich y pone unos nombres cualquiera a los personajes. Pero los contextos y los nombres, estoy seguro, de que pueden ser infinitos. ¡Bon appetit!

PD: como publicista que soy, me ha resultado curiosa la pagina web promocional de la película, os la dejo por si os resulta de interés: http://www.bonappetitlapelicula.com/

miércoles, 6 de abril de 2011

De nuevo "Invasión a la Tierra"

Seres robóticos, feos como ellos solos, con metralletas que son una pasada, y con el mismo punto débil que poseen todas las ordas de alienígenas que nos intentan invadir película tras película (y qué casualidad siempre está en los EE.UU). ¿Nunca ha pasado por la "mente" de esos bichos instalarse en algún otro lugar del planeta que esté más oculto, con menos arsenal militar, menos vulnerable...? Serán formas de vida superior pero lo que es la capacidad estratégica no la tienen muy desarrollada. Por tanto la cosa no cambia mucho y lo que podemos afirmar de esta cinta de casi dos horas de duración,  es que no inventa nada nuevo. La valentía, insuperable por otros seres humanos, que poseen los soldados americanos también tenía que dejar huella aquí, al igual que ese patriotismo del que hacen gala a la mínima de cambio (cuidado, que no estoy en contra de ello). Incluso está la "soldado" Michelle Rodriguez (por si alguien no la sitúa, Ana Lucía en Lost), que no se pierde una batalla.

Como película para pasar el rato y matar el tiempo, puede servir: Aaron Eckhart hace un papel decente, y las escenas de tiros y batallas entre humanos y soldados llegan a tener puntos de tensión e interés (los menos, pero los hay). No va a ser la película del año, pero como digo, puede matar un rato en el que no tengas nada que hacer (eso si, un rato largo). ¡Retirada! ¡Y un cuerno!

In a Better World... hablemos de moralidad


Estupendo film vencedor del Oscar 2011 en la categoría de "mejor película de habla no inglesa". De procedencia Danesa, cuenta la historia de dos niños con problemas, uno por ser maltratado en el colegio por sus compañeros y no tener una situación familiar estable debido, tanto al divorcio de sus padres, como al hecho de que su padre esté lejos, como médico voluntario en África; y el segundo por no aceptar la muerte de su madre. Surge de aquí una peligrosa amistad.

Las historia se centra en la relación insana de los niños por un lado, y en la del padre médico, su labor en el país africano y los dilemas que surgen cuando no sabe si guiarse o no por la moralidad intachable que posee. Esta es una parte que me ha fascinado; me parece la parte más humana de la película. Los situaciones hacen dudar al propio espectador que, el menos en mi caso, me llegué a cuestionar si en situaciones extremas llegaría a ser una buena persona. No sé como actuaría si se diera el caso, pero prefiero no pensar en ello. Lo que si puedo decir es que la película ha despertado mis instintos primarios asesinos, pero claro está, la vida real no es igual, ¿o sí?

Como explicaba antes, se trata de una historia humana, real, que cuenta con veracidad los problemas familiares y sus consecuencias en los más pequeños de la casa: un divorcio, la muerte de una madre o los problemas de comunicación con los hijos provocan que estos adopten conductas críticas para llamar la atención, expresar su dolor... sin saber que hay consecuencias tras las decisiones tomadas.

No he visto el resto de películas nominadas junto a ésta, y cuando lo haga podré valorar si el Oscar es merecido o no, pero lo que puedo decir es que es un largometraje de una calidad excepcional, digno de ver y que invita a la reflexión. Espero que os guste.

lunes, 4 de abril de 2011

Boardwalk Empire, y... ¡Qué viva la Ley Seca!

Hace uno meses, por recomendación de un amigo, comencé a ver Boardwalk Empire. Se estaba hablando mucho de la serie, de que el capitulo piloto, dirigido por el aclamado Martin Scorsese, había costado mucho más  que la mayoría de las grandes producciones españolas en la gran pantalla... y me animé.

Al principio el tema (la Ley Seca en USA en la década de los 20) no me llamaba demasiado la atención, es decir, no tenía predisposición hacia la serie. Pero esto pronto se acabó, y la cuenta atrás había empezado: en menos de 6 días arrasé (literalmente) con la serie. La dirección, magnífica: el ya nombrado Scorsese, que además de producir dirige el episodio piloto;  Tim Van Patten, director de capítulos en Los Soprano, The Wire, Deadwood... todas ellas series de una calidad indudable. La lista de directores se completa con otros afamados como Allen Coulter o Alan Taylor. En cuanto al reparto y la interpretación, nada malo que decir: Steve Buscemi, simplemente lo borda dando vida al mafioso Nucky (le valió un globo de oro), al igual que  Margaret Schroeder (o Kelly Mcdonald en realidad), una joven irlandesa a la que Nucky ayuda (recibió la nominación); el resto del reparto es igualmente inmejorable, con actores de la talla de Michael Pitt o Michael Shannon. Si que me gustaría hacer mención al personaje de Al Capone, posiblemente uno de los mafiosos más famoso de la historia, sale aqui de secundario, es sus inicios (me resulta gracioso XD). Otro aspecto a destacar es el trabajo del director de fotografía: esos planos de paseo de Atlantic City, con detalles publicitarios que a mi, por ser publicista, me han llegado al alma; los escaparates de las tiendas... Podría seguir elogiando a vestuario, etc, pero creo que os hacéis una idea de por donde van los tiros ¿no?

Bueno y por si alguien aun no se ha enganchado a la serie, pues decir de ella que está ambientada en los Estados Unidos de 1920, durante el periodo de la famosa Ley Seca que duró 13 años. Narra las tramas mafiosas que durante ese periodo se llevaron para seguir con el consumo y venta de alcohol, que seguía siendo el mismo, pero de forma ilegal, y por tanto más caro. Por tanto, serie de mafiosos. Algo nuevo, ya que últimamente, excepto Los Soprano, las series policíacas, de médicos y de humor eran las que inundaban nuestras pantallas. ¡Bienvenida Ley seca!

sábado, 2 de abril de 2011

Philadelphia, una lucha en favor de los Derechos Humanos




 No sé muy bien por dónde empezar. Hay tantas cosas buenas que decir sobre está cinta que se mezclan mis ideas: rodada en 1993, aborda un tema que si es "tabú" hoy día, por aquel entonces era un suicidio social; quizás también influida por la época y para no estereotipar demasiado al personaje, despoja al papel del homosexual de cualquier cliché gay universal, todo un acierto; otro motivo de elogio es el increíble reparto encabezado por uno de los mejores actores de las últimas décadas, el oscarizado Tom Hanks, y seguido de un Denzel Washington, otro actor con carisma donde los haya, que clava su papel dando vida a un abogado homófobo por educación y tradición, tanto familiar como social, que poco a poco comprende que las cosas no siempre son como la sociedad dicta. Mención especial a nuestro producto nacional, un Antonio Bandera secundario pero que interpreta a la perfección su papel: ya apuntaba maneras, España crea grandes productos.
Resumiendo, no os perdais esta pequeña obra maestra, es una de esas películas que te dan que pensar, para bien o para mal, te remueven algo por dentro.

The Mechanic, una más de Jason Statham

No consigo dormir y me digo "seguro que la última de Jason Statham me cierra los ojos", pero no, los tiros y explosiones han impedido que el sueño se apodere de mi. Es una película que se deja ver, una más de acción en la que el guión es completamente predecible, el papel del protagonista parece un clon del anterior... pero llegas al final despierto. Y es que Jason mata con clase (aunque en muchas ocasiones te preguntes donde está la logica y el sentido común de los guionistas). Creo que esta es la vara que rompo en favor de esta peli de acción, una más que pasará sin pena ni gloria.

Ah! olvidaba mencionar que me ha hecho especial ilusión ver a Ben Foster, Russel en Six Feet Under, una de mis series favoritas. Aunque haya trabajado en otros proyectos como X-men o 3:10 to Yuma, los personajes de esa serie me marcaron.

La increíble y genial historia de "500 DAYS OF SUMMER"


Para cerrar el primer día de vida de mi blog, quiero que el cierre sea a lo grande, por ello, dedicaré mi ultima entrada de hoy a una película que me dejó maravillado, encantado, prendado y todos los adjetivos acabados en "-ado" que se os ocurran: 500 days of Summer (en español, 500 días juntos, pero el título en inglés es más acorde con la peli).

Para empezar, un reparto que a mi me llegó al alma con dos actores que me encantan: Zooey Deschanel (la hermana en la vida real de la antropóloga más famosa, Temperance Brenna, o Emily Deschanel -ficción y realidad respectivamente- ) una actriz que a pesar de no ser brillante, las pocas veces que la he visto me ha parecido que ha hecho un buen trabajo; por otro lado cabe mencionar al genial Joseph Gordon-Levitt (uno de los actores de la última peli de Nolan, Inception), siempre tan... ¿entrañable? ¿genial?.

Como segunda característica de la peli a destacar es la historia que cuenta. Una historia alejada de los topicazos hollywoodienses donde no todo es amor, felicidad, alegría y saltos de nube en nube. Esta es una historia cotidiana, graciosa y triste al mismo tiempo, pero desde el minuto uno llena de ternura. En mi caso, será por razones personales, tocó una fibra desde el instante en que dí al "play". Espero que estas pocas líneas os animen a verla, os hayan despertado la curiosidad porque de verdad, creo que no os dejará indiferentes.